¿En qué pueden mejorar las relaciones sociales a las personas mayores?

Las personas jóvenes salen a trabajar todos los días, ven caras conocidas, saludan y hablan con sus compañeros de trabajo favoritos, y es probable que almuercen con algunos clientes a la semana o al mes. Luego en casa comparten con sus familiares, su pareja, sus hijos o sus padres en algunos casos.

Cuando se es joven es mucho más fácil interactuar con otras personas y es algo que solemos dar por sentado.

Sin embargo, cuando llega el momento de la jubilación, una gran parte de esa rutina se termina. Es cierto que también se obtiene más libertad, pero en ocasiones esa libertad significa una mayor soledad, sobre todo para los mayores que viven solos. Aunque a medida que las personas envejecen, las oportunidades para socializar son más limitadas, esto no quiere decir que ya no sean importantes.

En esta ocasión, veamos cuáles son los beneficios de las relaciones sociales para personas mayores.

1. Mejora la salud mental

El aislamiento social es un factor clave que puede aumentar el riesgo de enfermedades mentales como la depresión. Por lo que, las relaciones sociales y el apoyo de amigos, familiares e incluso de los vecinos, es fundamental para prevenir estos males.

Y en este sentido, las actividades para personas de la tercera edad que realizamos constantemente en nuestra residencia de mayores en Madrid son excelentes para ayudarles a seguir participando en sus pasatiempos favoritos, y conocer y pasar el tiempo con otras personas.

2. Mejora la salud física

Un estudio realizado en Suecia en 2001 por Lennartsson y Silverstein, revela que las personas mayores que participaron en actividades socioculturales y de amistad social, están asociados con una mortalidad más baja.

Son varias las razones, pero una de ellas es que, cuando los mayores son más sociables, suelen realizar más actividades físicas que mejoran la salud de su corazón, además de prevenir algunos tipos de osteoporosis, artritis reumatoide e incluso cáncer.

3. Ofrece una mayor seguridad

Contar con la compañía de otras personas aumenta las probabilidades de vivir de forma segura.

Si se sufre una mala caída o cualquier otra situación no ideal, se puede contar con el apoyo de amigos, familiares, personas de la comunidad u otros pacientes de una residencia de mayores.

Además, a medida que envejecemos, nuestra movilidad disminuye y, por lo tanto, también se reduce nuestra independencia. Las cosas que antes eran fáciles se irán haciendo cada vez más difíciles, por lo que es importante confiar en otras personas para hacer algunas de ellas.

4. Fomenta el crecimiento personal y el aprendizaje

Es un error común pensar que las personas de la tercera edad ya no tienen nada que aprender ¡Todo lo contrario! De hecho, el aprendizaje y el crecimiento contribuyen a mejorar la salud del cerebro y el sentido de realización.

Y es especialmente útil cuando ese aprendizaje tiene un propósito social como aprender a usar la tecnología para hablar con familiares o formar parte de un grupo de clase, o con un amigo.

El aprendizaje y la actividad social son solo una parte de un conjunto de elementos que ayudan a mejorar la salud física y mental de las personas de la tercera edad.

Si quieres saber más de los servicios que ofrecemos en nuestra Residencia de Mayores Sierra de Guadarrama, ¡no dudes en preguntar! Estaremos encantados de ofrecerte todo el apoyo que necesitas en este momento.