Beneficios de determinados alimentos para personas mayores

Si hay algo que contribuye a la calidad de vida y el cuidado de personas mayores es su alimentación.

Nuestra Residencia de Mayores de Burgos pone énfasis en que nuestros residentes tengan acceso a comida saludable, por lo que el menú está totalmente adaptado a sus necesidades.

El objetivo es satisfacer sus necesidades de nutrientes mientras se controla el consumo de calorías y alimentos poco saludables.

Con eso en mente, veamos cuáles son los alimentos para personas mayores que deben estar incluidos en su dieta:

1. Frutas y verduras frescas

El primer tipo de alimentos que debe incluirse en la dieta de una persona mayor son las frutas y verduras, ya que aportan nutrientes como:

  • Vitaminas C y E.
  • Betacaroteno, o vitamina A.
  • Fósforo.
  • Zinc y magnesio.
  • Ácido fólico.

Una dieta rica en estos alimentos reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta, accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer.

2. Lácteos bajos en grasa

Los productos lácteos bajos en grasa o sin grasa son incluidos a menudo en la dieta de una persona mayor porque contienen dos nutrientes muy importantes para su bienestar: la vitamina D y el calcio.

Se puede consumir queso, yogur y leche con poco o nada de grasa y su consumo regular ayuda a mantener los huesos fuertes y saludables. Además, son una buena fuente de proteínas.

3. Granos integrales

Se trata de granos a los que no se les ha quitado sus capas externas llenas de valiosos nutrientes.

Los alimentos de este grupo incluyen:

  • Avena.
  • Arroz integral.
  • Trigo integral.
  • Maíz entero.
  • Pasta integral.
  • Amaranto.
  • Sarraceno y centeno.
  • Cuscús integral.

Los granos integrales son una gran fuente de fibra dietética, hierro, vitaminas B, potasio, selenio, magnesio y ácido fólico.

4. Nueces, semillas y legumbres

Este grupo de alimentos son buenas fuentes de vitaminas, minerales y proteínas, así como una gran cantidad de carbohidratos que promueven la salud. Pero también tienen un alto contenido de grasa, por lo que se tiene que controlar su consumo.

5. Carne magra, pescado, aves, tofu y huevos

Las aves de corral y la carne son excelentes fuentes de proteínas y otros nutrientes, como hierro y zinc. El pescado es un alimento con un alto componente nutricional, ya que aportan vitamina B12, ácido fólico, fósforo, potasio, calcio, magnesio, sodio, zinc, entre otros más.

Una buena alternativa para que personas mayores veganas o vegetarianas puedan obtener suficientes proteínas son los productos de soya, como el tofu.

En nuestra residencia de mayores en la Comunidad de Madrid, entendemos la importancia de una alimentación balanceada y adecuada para cada tipo de persona, tomando en cuenta gustos personales e incluso alergias.

Por ello, nos tomamos muy en serio que nuestros residentes se alimenten con base en un menú adaptado por completo a ellos.

Para obtener más información sobre los servicios y precios que ofrecemos en nuestra Residencia de Mayores en Burgos, ¡contáctanos! Haremos todo lo posible para ayudarte.